jueves, 18 de marzo de 2010

Legado Cultural Romano

De la grandeza de la civilización romana aún quedan obras materiales y restos arquitectónicos que pueden apreciarse en los países cuyos territorios alguna vez pertenecieron al Imperio y que constituyen importantes obras de ingeniería.

Los caminos romanos son una clara manifestación de esta permanencia, así como las imponentes construcciones como puentes, acueductos, anfiteatros, templos, etc., que se mantienen en pie o que podemos imaginar al observar sus ruinas.
VÍA ÁPIA

ACUEDUCTO


MURO DE ADRIANO

Pero el legado de una cultura va más allá de lo material y, en este sentido, debemos reconocer una importante herencia romana que alcanza al mundo occidental y ha llegado a lugares que nunca formaron parte del Imperio Romano, como es nuestro caso.

La cultura de los romanos tuvo un marcado carácter político, por cuanto una de sus preocupaciones fundamentales fue organizar el poder en la sociedad. Por ello, al conquistar territorios:

1.- Formaron un imperio donde, bajo la forma del Estado, unificaron a una vasta comunidad de seres humanos de diferentes razas, lenguas y culturas.

2.- No obstante, fueron capaces, al mismo tiempo, de incorporar en los diferentes ámbitos de la cultura y el saber humanos, elementos de los diferentes pueblos que dominaron, lo que se denomina eclecticismo cultural.

Los elementos legados por los romanos alcanzaron, por tanto, una amplia área de difusión y entre ellos podemos reconocer:

a)      La transmisión de la lengua latina.

b)      La valoración de la vida en la ciudad.

c)       El fundamento de formas de organización política y de comportamiento en la sociedad.

d)      La expansión del Cristianismo.

e)      Por sobre todo, la ley y el derecho.

Los romanos nos han legado un concepto de ley que perdura hasta nuestros días. En la tarea de ordenar la sociedad regulando la convivencia entre las personas y las relaciones de estas con el Estado, vieron en las leyes la herramienta más eficaz para la solución pacífica de los conflictos y el establecimiento de la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.